miércoles, 6 de abril de 2011

Post Office, de Charles Bukowski

Ésta es la primera novela de Bukowski que he leído y, aunque espero que no sea la última, también espero encontrar un momento "adecuado" para leer la siguiente. Leer a Bukowski no me ha resultado fácil —no me ha dejado indiferente—. Una de las reseñas de la contraportada dice "Cunning, relentlessly jokey and sad" (astuta, continuamente de broma y triste), y creo que esa es una gran descripción de la novela.

No esperéis una trama complicada. La novela es un conjunto de anécdotas curiosas, contadas cronológicamnte, que le ocurren al protagonista —Chinaski en lugar de Bukowski— en una etapa de su vida. Lo que le pasa y la forma en la que está contado hace que todo sea triste y gracioso a la vez, que su vida sea anodina pero también especial, y que el tipo sea un canalla y un héroe al mismo tiempo. Y en el trasfondo de todas estas historias superficiales el autor nos cuenta la necesidad del protagonista de darle un sentido a su vida enfrentándose a algo o a alguien. ¿Podría ser feliz Chinaski sin ese trabajo? ¿Cómo es más fácil vivir, con problemas objetivos a los que poder enfrentarse diariamente o esperando una felicidad que no llega?

El ritmo no es trepidante, pero la novela tiene unos cuantos cambios de escenario que hacen que la historia no resulte muy monótona. Además, es cortita y se lee rápido. Yo la leí en inglés, y así lo recomiendo, porque me dan miedo las "traductancias" que pueden hacerse de la jerga que contiene, y que le da gran parte de su encanto.