domingo, 27 de marzo de 2011

Hijo de todos los pueblos, de Pramoedya Ananta Toer



"Hijo de todos los pueblos" es parte del famoso cuarteto de Buru, conjunto de novelas que se desarrollan en Indonesia (Tierra humana, Hijo de todos los pueblos, Hacia el mañana y La casa de cristal), escritas por Ananta Toer.

Eran historias que iba repitiendo durante años, durante su encarcelación en Indonesia, hasta llegar a definirlas y memorizarlas completamente, (tenía prohibido que tuviera acceso a lápiz y papel).

Ésta historia tiene como protagonista a Minke, un joven que pasa de estudiar medicina a ser periodista javanés que se abre camino, o lo intenta, usando el menospreciado lenguaje javanés para publicar.

Como todos los libros de Anata Toer, es una historia dura narrada dulcemente, que encierra, nada sutilmente, duras críticas al capitalismo y a la ocupación colonial. Particularmente a la dura ocupación holandesa en Indonesia, y el contaste menosprecio a toda la cultura javanesa, incluso por los propios javaneses. 

Relata, con suavidad, cosas cómo que las javanesas se infectaban voluntariamente de viruela para acabar con sus "amos" holandeses, cómo se encienden y cómo se apagan las ansias de lucha, como se consigue que el lenguaje javanés se menosprecie...

Es una novela muy fácil de leer, pero dura, profunda, elegante, triste y escrita de manera curiosa. Hay cambios extraños, supongo que desde un punto de vista occidental, en el ritmo de la narración. Hay párrafos que describen con detalle sensaciones, imágenes, olores, y páginas en las que los años se suceden rápidamente.