lunes, 30 de enero de 2012

Cántico por Leibowitz, de Walter M. Miller Jr

Peaso de novela. No puedo empezar de otra manera. Y el problema es que no sé cómo seguir sin desvelar la trama.

Voy a intentarlo.

La historia (contada en tres libros, cortitos, no en plan Juego de Tronos) narra la "vida" de una congregación religiosa. La orden de Leibowitz (que no San Leibowitz). ¿Y esto es interesante? Pues sí, teniendo en cuenta que el mundo se ha auto-destruido casi en su totalidad tras una guerra nuclear y que el tal Leibowitz, como se adivina (aunque nunca se dice claramente) es un ingeniero electrónico que funda una orden religiosa con dos propósitos: buscar refugio (y no morir en el intento) y preservar los libros de su destrucción absoluta.

Con esta premisa, el primer libro se centra en la historia de un joven novicio de la orden quien, de manera casual, descubre un refugio nuclear con escritos del propio Leibowitz.

Y hasta aquí puedo contar.

Es un libro sorprendente por la trama, por la forma en que está contada (una prosa muy similar a la de Heinlein, lo cual viniendo de mí, es un piropo) y por el punto de vista que adopta el escrito para contar la historia.

Se trata de una novela histórica, pero de una Historia que nunca ha existido.

Una obra maestra.