domingo, 29 de agosto de 2010

Elantris, de Brandon Sanderson


Tras tirarme un par de horas en la librería La Tarde, hojeando y rebuscando libros de ciencia ficción de segunda mano, y no encontrar nada, decidí volver a la táctica habitual, comprar a boleo y esperar que el resultado fuera interesante. Así me compré Elantris, de Brandon Sanderson. No había leído nada de él, pero no tenía mala pinta, y además, no tenía nada que perder.

Más que ciencia ficción es una historia fantástica situada en un mundo inventado, parecido a los mundos de Darkover. A medida que avanza el libro, se van revelando las reglas que dan coherencia a la aparente magia de Elantris, y se suaviza bastante el misticismo de la primera parte. 

El libro está escrito desde tres puntos de vista, personajes bastante elaborados, y cuyas historias confluyen y encajan al final. Comienza con el paso de uno de los protagonistas a un estado extraño de muerte en vida, y la llegada de su prometida al reino de éste. El desconcierto de la chica, a la que se le cuenta que ha muerto, pasa rápidamente a una trama de espionaje, intrigas palaciegas, guerras entres reinos. El tercer protagonista actúa de embajador y representa a una sociedad orientada y estructurada según la religión. Éste es el que más sorprende, según avanza la historia.

La primera parte me asustó un poco, porque parecía que el desenlace era muy obvio, pero al final se resuelve de manera que termina por enganchar. Es cierto que no podía dejar de pensar que quizás otros autores hubieran sacado más jugo a la historia y al entorno creado. El mundo es muy original, los personajes son bastante buenos, pero el desarrollo de la historia merece algo más de elaboración.

En resumen, un libro curioso para leer en las vacaciones.