martes, 1 de julio de 2014

La llegada de los gatos cuánticos, de Frederik Pohl

El libro que traigo esta vez es un clásico de la ciencia ficción escrito por uno de los autores más conocidos. Se trata del mítico autor de Mercaderes del espacio, Frederik Pohl. Esta es su contraportada:
Divertida novela de ciencia ficción sobre los universos paralelos escrita por Frederik Pohl en 1986. En esta novela, difícil de narrar, por su complejidad argumental, un sorprendente avance de la física cuántica ha hecho pedazos las fronteras entre los universos paralelos, convirtiendo la historia en un caos, al entrar en colisión diferentes mundos alternativos. Los protagonistas de esta singular novela tienen sus múltiples “yoes” en los diferentes mundos alternativos: De Sota, Nyla, Larry, etc. El caos se produce cuando las personas de este universo se encuentran con sus otros alternos, que hubieran podido ser si hubieran tomado otras decisiones o hubieran vivido otras experiencias distintas.
Es una buena contraportada, a excepción quizá de la afirmación sobre la dificultad de narrar la historia. En mi opinión es relativamente sencillo tratar de qué va la historia. De hecho está perfectamente descrita en la propia contraportada: podemos viajar a los universos paralelos (en el tiempo) al nuestro. Lo que cuenta la novela es, escencialmente, lo que ocurre durante el lapso de tiempo de unos pocos días en nuestro planeta, pero en un tiempo paralelo (el autor echa mano del principio de indeterminación de Heisemberg, aunque esta vez no se decanta por usar el famoso experimento mental de Schrödinger del gato cuántico, que más de una viñeta graciosa tieneo esta otra). La trama ocurre justo en el momento culminante de la guerra fría (mediados de los 80) y está muy bien escrita. Empieza en un mundo donde los USA están gobernados por los árabes y por tanto son esencialmente musulmanes (hoy día eso no gustaría a mucha gente pero…) y poco a poco te va metiendo en la trama que, podríamos decir, es la típica comedia de enredos. Debo decir que, desde mi punto de vista, la novela está escrita de forma magistral, pues el simple hecho de que en el mismo lugar y al mismo tiempo coexistan varias personas que son la misma sin que la historia sea un completo sinsentido no es nada fácil. La novela engancha, es de prosa ágil y se lee en un pispás. Algunas de las escenas son hilarantes a más no poder (sobre todo si tienes en cuenta el momento histórico en que está escrita, el punto culminante de la Guerra Fría, como ya dije antes). A modo de ejemplo, en uno de los tiempos paralelos la URSS se ha desmebrado (antes del 1991) y Stalin fue algo así como un Gorbachov. En otro de los posibles tiempos, Ronald Reagan es un activista de las libertades civiles y un “rojo”, mientras que su ex mujer, Nancy, gobierna con mano dura los USA, y cosas así.

Lo más flojo del libro para mi gusto es el desenlace. Y es que darle un final razonable a una historia como esta es muy complicado y, en el caso de esta novela, lo es más a medida que avanza la trama, que llega al un punto de no retorno muy complicado de terminar de forma coherente (quizá habría que haber dejado un final más abierto del que tiene la novela). Concluyendo, he pasado un rato muy entretenido leyendómela, así que sin duda os la recomiendo como lectura ligera para pasar un buen rato.